Parlamentaria de la UDI, se refirió a esta situación luego de ser alertada que personas fueron a cobrar sus cheques correspondientes a sus jubilaciones y prestaciones de servicios, pero estos documentos no tenían fondo. Por tal motivo, la diputada despacho un oficio con fecha 17 de enero del presente a la Contraloría General de la República para solicitar una auditoría especial a la Corporación Municipal de Ancud.

“Me parece impresentable que la Corporación Municipal de Ancud gire cheques sin fondo para pagar distintas prestaciones a los profesores que trabajan en las diferentes escuelas de la comuna. Es por eso que oficie a la Contraloría General de la República para que haga una auditoría a la corporación  y saber de qué forma se gasta la plata. Acciones como estas son una vergüenza y los responsables de esto deberían ser sancionados”, indicó Marisol Turres.

También dijo, que si llegara a existir algún tipo de delito deberá ser el  Ministerio Público que tome conocimiento para que investigue en caso de haber fraude al fisco o una apropiación indebida.

Por otra parte, es importante indicar que el recientemente asumido Alcalde de Ancud, Carlos Gómez tras realizar su juramento en el cargo, deslizó públicamente críticas respecto de la falta de información sobre el estado financiero y administrativo de la municipalidad que recibió, comentando además que, de manera informal, recibió antecedentes que darían cuenta de dudosos movimientos financieros relacionados a millonarias indemnizaciones por la desvinculación de personal de confianza de la anterior administración, por el cual temen se habría producido un grave déficit económico en la Corporación, como la existencia de deudas previsionales con trabajadores del área salud y educación  y deudas con prestadores de servicio del transporte escolar en esa comuna.-